Skip to main content

Venezuela

Venezuela

Venezuela se encuentra inmersa actualmente en una compleja emergencia política y económica que incluye escasez de alimentos y medicamentos, aumento de enfermedades y emigración masiva. ​

La gente está desesperada. La lucha diaria es poder conseguir comida y suministros básicos, y no siempre se consigue. La leche, la carne y los frijoles, las principales fuentes de proteínas en la dieta venezolana, son difíciles de encontrar o se venden a precios desorbitados. La dieta actual es a base de arroz y pasta, que no reemplaza a la proteína ni a otros nutrientes.​

Comedor social - zona Maracaibo
Comedores sociales - Venezuela

Quiero colaborar

Me gustaría colaborar y ser parte de este proyecto.

Más información

Los ancianos y los niños son los más afectados por la escasez de alimentos. De ellos, los más vulnerables son los niños menores de 10 años, en los que la desnutrición crónica acarrea efectos perniciosos en su desarrollo, tanto físico como cognitivo, que condicionarán su vida en adelante.

Aunque las cifras de muerte por desnutrición continúan siendo un secreto bien guardado del gobierno, The New York Times publicó una noticia, basada en una investigación durante 5 meses en Venezuela, donde reproducía testimonios de médicos indicando que sus salas de emergencias están saturadas de menores con desnutrición severa.

​En la ciudad de Maracaibo se realizó un estudio en niños menores de 10 años, encontrando que más del 60% presentaban algún grado de desnutrición y que el 30% está en alto riesgo de caer en desnutrición severa. Un factor perverso añadido a esta situación es la falta de agua potable, lo que favorece la aparición de enfermedades de trasmisión hídrica, como diarreas y parasitosis intestinales recurrentes, especialmente dañinas entre los niños ya que agravan la desnutrición.

Se hace, por tanto, necesaria una intervención dirigida a paliar la desnutrición entre los más vulnerables.

​Qué queremos hacer

  • Contribuir a la recuperación nutricional de niños (as) menores de 10 años en riesgo de urgencia alimentaria, brindándoles una comida y una merienda nutritiva al día en 4 comedores sociales en la ciudad de Maracaibo.

  • Ofrecer atención social, educativa y espiritual a través del desarrollo de actividades lúdicas. ​

  • Capacitar a los padres y las madres, o cuidadores de los niños, sobre ​el tratamiento del agua. ​