Skip to main content

Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible es el pìlar fundamental del  objetivo 2 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible que debemos alcanzar en 2030. ¿Lo conseguiremos?

Hablemos del hambre y la inseguridad alimentaria

comedor1

¿Qué es el hambre?

El hambre es la sensación física de necesitar comida debido a la falta de ingesta suficiente de alimentos. Puede causar debilidad, fatiga y otros problemas de salud si no se aborda adecuadamente. Hay diferentes formas de hambre, cada una con sus propias causas y efectos:

  • Hambre crónica: Es la forma más persistente de hambre y ocurre cuando una persona no tiene acceso regular a suficientes alimentos nutritivos durante un período prolongado. Esto puede llevar a problemas de salud graves y desnutrición crónica.
  • Hambre aguda: Es causada por eventos repentinos e inesperados, como desastres naturales, conflictos armados o crisis económicas, que interrumpen el acceso a los alimentos y provocan una necesidad urgente de alimentos.

¿Y qué es la inseguridad alimentaria?

La inseguridad alimentaria es más amplia y se refiere a la incapacidad de una persona o una comunidad para acceder de manera consistente a suficientes alimentos seguros y nutritivos para llevar una vida saludable y activa. Esto puede deberse a una variedad de factores, como la pobreza, la falta de acceso a recursos agrícolas, las guerras y los desastres naturales.

A continuación, exploraremos en detalle los diferentes tipos de inseguridad alimentaria y las acciones que las personas en cada etapa

Seguridad alimentaria moderada

 

Ahora vamos a conocer cuántas personas en el mundo y en algunos países pasaron hambre porque no pudieron tener alimentos en sus hogares. 

 

hambre en mundo y latinoameria
hambre en latinoamerica

Tristemente en las tablas de arriba, podemos ver que miles de personas tuvieron dificultades serias para tener alimentos en sus casas. Los datos recientes sobre la prevalencia de la inseguridad alimentaria ofrecen una visión preocupante de la situación tanto antes como después de la pandemia de COVID-19, destacando la necesidad urgente de abordar este desafío en línea con el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) número 2: «Hambre Cero».

Antes de la llegada de la COVID-19, ya se evidenciaban altos niveles de inseguridad alimentaria en varias partes del mundo. En 2019, a nivel mundial, un 25% de la población enfrentaba esta problemática. En Sudamérica, la situación era similar, con un 30% de inseguridad alimentaria.

La llegada de la pandemia en 2020 exacerbó aún más la situación. A nivel mundial, la inseguridad alimentaria aumentó al 29%, mostrando una tendencia preocupante. En el Caribe, donde se carecen de datos en 2019, se registró un alarmante 65% de inseguridad alimentaria en 2020. En Sudamérica, también se observó un incremento significativo, con un 38.80%.

Según los datos recopilados entre 2012 y 2023, países como Haití, Honduras, Bolivia, Perú y Colombia han experimentado aumentos significativos en la prevalencia de la inseguridad alimentaria. En Haití, por ejemplo, la cifra ha aumentado del 42% al 78%, reflejando una situación alarmante que requiere atención inmediata.

Quiero colaborar

Me gustaría colaborar y ser parte de este proyecto.