Skip to main content

datos finales ucrania asEl conflicto Ucrania-Rusia continúa, pero la respuesta a esa situación de emergencia surgida con el inicio de la guerra se ha conseguido. En la imagen podrás ver el alcance de la respuesta al pueblo ucraniano.

Los seis primeros meses han sido claves a la hora de atender a los millones de personas que salían del país. Gracias a la confluencia de iniciativas de cientos de entidades, y las facilidades legales otorgadas por la Unión Europea, no hemos visto la creación de campos de refugiados atestados de personas viviendo en condiciones precarias, como sí ha ocurrido en otras ocasiones.

En situaciones de emergencia Alianza Solidaria tiene dos líneas de actuación bien definidas. Una, ayudar en origen, porque consideramos que es dónde quedan las personas más vulnerables. Y dos, unir nuestras fuerzas con otras entidades hermanas para, entre todos, lograr un mayor impacto.

Es lo que hemos hecho también en esta ocasión. La ayuda levantada desde España, más de 35.000€, la hemos unido a la levantada por otras dos entidades de ámbito europeo, Europartners y WWO, con las que hemos colaborado en otros programas, y juntos se ha podido ayudar de forma significativa dentro del país y en varios puntos de la extensa frontera de Ucrania con Europa.

Sin haber podido cuantificar el impacto de la ayuda dentro del Ucrania por lo cambiante de las situaciones de guerra y porque lo prioritario era atender a las personas, no los registros, en lo que sí se ha podio tabular, podemos decir que se ha atendido a 473.703 personas. Se han repartido 2.378 toneladas de comida, es decir, cerca de dos millones y medio de kilos de comida. Esta ayuda se materializó apoyando la labor de 68 iglesias y 119 centros de ayuda.

Pero esta no fue toda la labor que se hizo. Los transportes al interior de Ucrania llevando comida, agua, ropa, medicamentos, colchones, etc., se aprovecharon para sacar a miles de personas que querían salir del país. Se habilitaron iglesias, centros de campamentos, espacios públicos y se ofrecieron casas particulares para dar cobijo temporal a los refugiados mientras se les ayudaba a tramitar su situación legal y continuar viaje a sus destinos de contacto.

Se distribuyeron 1.648.350 materiales de literatura cristiana, entre evangelios, biblias, ediciones especiales creadas para esta situación y folletos. Además, unas 300.000 personas recibieron ayuda emocional y espiritual por parte de los equipos que apoyaban la labor asistencial.

Pero, aunque la campaña de emergencia haya pasado y como tal la cerremos, nuestro trabajo no acaba. Para eso tenemos nuestro programa de Refugiados, para seguir atendiendo las necesidades de este colectivo, esté activo, o no, el conflicto que les dio origen, como llevamos más de diez años haciendo con los refugiados sirios, el otro conflicto más cercano que ha tenido Europa y cuyas consecuencias todavía perduran.

Si quieres seguir ayudando a los refugiados dona aquí

 

Dejar un comentario

Close Menu