Skip to main content

Alejandra María, con sólo 9 años es la reina de la casa. La situación laboral de sus padres la ha llevado a tener que encargarse de todas las labores domésticas y a cuidar de su familia, ya que su madre se pasa la mayor parte del tiempo fuera, con ausencias de dos o tres meses, vendiendo productos comestibles en zonas apartadas; y su padre se dedica al apoyo en cultivos y ganaderías regionales cobrando el equivalente a dos o tres euros diarios.

Entre las actividades habituales de esta pequeña, en ausencia de la madre, están hacer la comida, lavar la ropa en un río cercano al pueblo, limpiar la casa, recoger

 agua para el abastecimiento doméstico y leña para cocinar, sin olvidar el cuidado de su hermano. Una labor que viene desarrollando desde los 5 años. Esta situación, a pesar de todo, no le ha quitado la dulzura de su carácter, ni las ganas de jugar a fútbol, ni el deseo de estudiar para ser enfermera.

Gracias al programa de apadrinamiento que Alianza Solidaria lleva en Colombia, Alejandra María, que vive en el departamento norteño de Bolívar, tiene la oportunidad de acceder a ropa, material escolar, uniformes y calzado. También asiste a los encuentros de la Escuela de Fútbol Tambores de Libertad donde, además de jugar partidos, los pequeños pueden alabar a Dios.

En el marco del programa de apadrinamiento, el padre de Alejandra María también está siendo ayudado asistiendo a los cursos para padres en los que se les plantean modelos educativos alternativos a lo que enseña la tradición de la zona, en la cual la mujer está infravalorada y es maltratada a pesar de ser la fuente principal de ingresos de la familia.

Apadrinar un niño/a es ayudarle a tener una infancia feliz 🙂

APADRINA UN/A NIÑO/A

Dejar un comentario