Moisés - Honduras

En Honduras colaboramos con Brigadas de Amor Cristiano, entidad que desde 1972 desarrolla diversos programas y proyectos a favor de colectivos en situación de alto riesgo de exclusión social para promover su desarrollo integral. Entre ellos una Casa-Hogar y una Escuela.

Proyectos donde estamos apadrinando

Escuela Renacer

Hogar Renacer

Quiero apadrinar

Me gustaría colaborar y ser parte de este proyecto.

CONTEXTO SOCIAL

Capital: Tegucigalpa
Población: 9.300.000 de habitantes

El 60% de la población de Honduras menor de 18 años se encuentra en situación de pobreza. Esto significa que millón y medio de niños y adolescentes no pueden acceder a una nutrición adecuada, agua potable, servicios sanitarios, salud, vivienda, educación o formación.

Según datos de  la CEPAL, la pobreza extrema es también mucho mayor en Honduras que en otros países latinoamericanos, y afecta a 1 de cada  6 menores de 18 años, lo que representa más de un millón de personas.

Las vulneraciones de los derechos infantiles se manifiesta en desnutrición, dificultad de acceso a agua potable, o a una educación gratuita, lo que afecta a más del 10% de los infantes. Además, casi la mitad de los niños, un 48,9%, se enfrenta a privaciones vinculadas a condiciones inadecuadas de sus viviendas.

Los datos son más preocupantes si el análisis se realiza en base a los ingresos per cápita del hogar del niño o niña. En esta clasificación, Honduras posee las cifras más altas de indigencia infantil en América Latina y el Caribe. El 53% vive en hogares donde los ingresos no alcanzan para cubrir las necesidades nutricionales básicas de los miembros de la familia.

En cuanto a la Educación aunque se ha alcanzado un 97% de matriculación en enseñanza primaria, sólo un 76 % logra acabarla. Los niveles bajan más aún en la matrícula de secundaria que sólo alcanza un 65 %.

La pandemia, ha traído consigo un aumento de los niveles de pobreza, en este país, el segundo más pobre de Latinoamérica. Ni que decir tiene que la misma suerte ha sufrido la educación sin medios para que el alumnado, al menos, su mayor parte, pueda acceder a ella de forma virtual.