Skip to main content

La intervención temprana es básica para lograr cambios duraderos y evitar la institucionalización.

los niños y amiguitos

Jorge y sus amigos del barrio

Desde Alianza Solidaria sabemos lo complicado que es escapar de la pobreza. No solo las familias viven las dificultades que envuelven el día a día para salir adelante… sino que los entornos son tan problemáticos, que es difícil lograr que los niños eludan las consecuencias de la miseria. Necesitan crecer en el entorno de una familia y, a poder ser, su propia familia natural, mientras reciben toda la protección necesaria para. La reflexión sobre esta realidad, llevó a la creación del PROGRAMA PROFAMILIA, un programa que busca ayudar a las familias que viven en extrema pobreza evitando, en la medida de lo posible, la institucionalización de los niños y las niñas.

Para ejemplificar la labor que se hace desde este programa queremos compartiros el trabajo que se está realizando con la familia Resco, formada por Javier, de 44 años, divorciado, y sus 5 hijos.

Un día, patrullando la policía a altas horas de la noche, se encontró con un niño que deambulaba sólo: era Jorge, de 6 años, el hijo menor de Javier. Jorge tuvo que ser internado temporalmente en la Casa Hogar Turmanyé, mientras se puso en marcha un Plan de Trabajo Individual con la familia. Javier comenzó a cumplir sus compromisos, saliendo a trabajar todos los días y proveyendo para las necesidades de sus hijas, Lourdes de 13 años y Laura de 8. Los dos hermanos mayores, Luis, de 17 años, y Miguel, de 16, ya estaban “en la calle” y fueron institucionalizados. Luís está ingresado en un centro de adolescentes infractores y Miguel escapó de otro centro y ahora, desgraciadamente, está en paradero desconocido.

Lourdes, Laura y Jorge fueron matriculados en un colegio cercano. Recibieron consejería, visitas y acompañamiento en su casa con apoyo escolar y en las tareas del hogar. Durante los periodos vacacionales participaron en programas especiales, y todo esto, mientras seguían viviendo con su padre. Laura y Jorge mejoraron mucho su conducta y aprendieron a participar y disfrutar de actividades con otros niños.

Pocos meses después, Lourdes comenzó a escaparse de casa. Javier, que aún no había desarrollado suficientes destrezas educativas, trató de solucionar la situación a través de gritos y golpes, lo que empeoró la situación. Desde Turmanyé, se incluyó a Lourdes en el programa “Niños en Riesgo de Calle”.

profamilia-y-as

Los niños y su asistenta en el domicilio

La pandemia y el confinamiento interrumpieron estas actividades. Se les siguió ayudando a través de alimentos y llamadas telefónicas, incluyendo asesoramiento psicológico para Javier y para Lourdes. Pero no fue suficiente. Terminado el confinamiento, en julio de 2020, Lourdes comenzó nuevamente a escaparse. Algunas veces iba a casa de su madre, que tiene otras 3 hijas, las 2 mayores internadas en un centro residencial. La mayoría de las veces no se sabía el paradero de Lourdes.

Como las escapadas eran frecuentes y largas, en agosto de 2020 se decidió contratar a una señora que ayudase a Javier. Así los niños estarían acompañados por un adulto cuando el padre trabajaba. Apoyó a los niños en sus tareas escolares y del hogar, buscando la adquisición de normas y responsabilidades para su edad, hábitos de higiene y refuerzo escolar, mientras supervisaba a Lourdes para evitar fugas. A pesar de toda la ayuda que recibía la familia, Lourdes siguió escapándose e influenciando negativamente a sus hermanos menores por lo que fue internada en febrero de 2021. Esta familia sigue siendo ayudada con el PROGRAMA PROFAMILIA y los menores terminarán con éxitos sus estudios. 

La intervención temprana es básica para lograr cambios duraderos y evitar la institucionalización. Para eso necesitamos tu ayuda. Te animamos a descubrir los diferentes proyectos en los que Alianza Solidaria trabaja y participar con ellos. Muchos niños y niñas te necesitan.

Dejar un comentario

Close Menu