Skip to main content
La educación virtual se ha convertido en un reto, en los últimos meses, para que la pandemia no pare la educación de los niños. Este reto es especialmente difícil para las familias con escasos recursos. Su posibilidad de conectarse con sus maestros, navegar por internet… se ve mermada, o incluso anulada, por su imposibilidad de adquirir ordenador es, tabletas o móviles. La consecuencia es obvia: la desmotivación, el bajo rendimiento y deserción escolar, van ligados de la mano de esta situación.

Veamos algunos datos proporcionados por nuestra contraparte Semilla de Trigo:

El 90% de los niños apadrinados no cuentan con servicio de internet, el 60% no tienen un dispositivo para recibir las clases virtuales y el 40% las recibea través de un móvil que recargan cuando les es posible. En estos meses de virtualización de las clases, algunos de los niños apadrinados han detenido su proceso escolar porque no han encontrado los medios para acceder al aprendizaje.

Actualmente el Gobierno Nacional de Colombia ha invertido y promovido leyes para aumentar el acceso a internet a través de la entrega de tarjetas SIM, y el subsidio de una parte del servicio de Internet. La mayoría de los niños con los que trabajamos no cuentan con herramientas digitales y, por tanto, no podrían acceder a estos beneficios, mientras no dispongan de un dispositivo. Desde AS buscamos proveer de una solución a este problema para algunos de ellos. Hemos desarrollado un proyecto en el que nos vamos a centrar en los niños con alta probabilidad de deserción escolar o con mayor dificultad de conectividad.

Queremos poner a su disposición tabletas escolares para garantizar el acceso a las clases virtuales. Este recurso se ha convertido en la actualidad en una herramienta indispensable para que puedan realizar sus trabajos de clase. Por ello, con la entrega de 30 tabletas a  familias  de Soacha, Palenque y Bogotá, con alto riesgo de abandono escolar de sus hijos, buscamos garantizar el acceso a la educación virtual motivando a los niños y a sus familias en el proceso de aprendizaje. Este proyecto involucra no sólo a los niños, como beneficiarios principales, sino también a sus hermanos y a sus padres o cuidadores, necesarios en el acompañamiento que necesitan los niños.

Junto con la tableta, niños, padres y cuidadores, recibirán talleres virtuales sobre el buen uso de la tecnología virtual así como la necesidad de realizar supervisión en el manejo de internet, para que los niños hagan un uso adecuado de las tabletas. Los voluntarios de los clubes de Semilla de Trigo, serán quienes garanticen el acompañamiento y la evaluación en la utilización de este recurso.

Colabora con 5€, 10€, 15€… y ayuda a estos niños a retomar sus clases virtuales.

 

Dejar un comentario